¿Quiénes somos?

Somos una organización chihuahuense comprometida a cambiar las vidas de los niños vulnerables.

Sobre nosotros

Vida180 es una organización en la que convergen empresarios, agricultores, educadores y otras personas de distintas realidades para dar un giro positivo de 180º a las vidas de los niños en situación de vulnerabilidad en el estado de Chihuahua. Nos comprometemos a formar una generación de líderes con una metodología de visión, con inversión, dirección y amor.

Nuestro objetivo es proporcionar un espacio donde nuestros beneficiarios puedan crecer y desarrollarse plenamente en las habilidades sociales, académicas y prácticas. Buscamos crear un entorno sano donde se fomenta la integridad en la conducta y los valores morales para que cada uno se convierta en un ciudadano responsable, piadoso y productivo.

Nuestra misión

Rescatar, restaurar y equipar a los niños sin hogar

Nuestra visión

Proveer un hogar y habilidades de liderazgo a todos los niños sin hogar en nuestro país

Nuestros valores

Dignidad, excelencia y gratitud

Nuestra historia

Vida180 nació en agosto del 2014 cuando nuestros fundadores, Denver y Tina Penner, consolidaron un equipo multidisciplinario para rescatar, restaurar y equipar a los niños afectados por el conflicto en el estado de Chihuahua.

Mientras que tan sólo un muro y unas cuantas horas de camino nos separan de uno de los países más ricos del mundo, la pobreza y la corrupción han estado azotando a México desde hace varias décadas, resultando en un ignoro de las oportunidades, los recursos naturales y el talento humano presente. Nuestra pasión por la formación de líderes nace a partir de una necesidad desesperada por dirigentes y líderes que contribuyen al crecimiento positivo del país.

El significado de Vida180 se encuentra en su nombre: la V proviene de visión, la I es la sigla de inversión, la D de dirección, la A de amor y el 180 simboliza los grados de la dirección del cambio positivo que se busca impactar sobre los beneficiarios. Como empresarios entendemos la importancia de los primeros tres valores mencionados en el éxito de cualquier compañía. Hemos observado cómo algunas personas y asociaciones han aplicado el amor al tratar de hacer una diferencia en la vida de los niños vulnerables, sin embargo, pocos han impactado tangiblemente en la situación de Chihuahua. Creemos firmemente que si aplicamos la visión, la inversión y la dirección de manera profesional, añadiendo el amor de Dios por los niños y por nuestro Estado, podremos cambiar el rumbo de estas vidas.

El 9 de agosto del 2012 marca el día en el que hicimos la decisión de arrojarnos a esta aventura y en el 2013 finalizamos los requisitos y trámites legales. En el 2014 nos convertimos en inversionistas de este proyecto social: hemos contribuido nuestro tiempo, nuestros corazones y nuestros recursos. En vez de buscar a donadores, nos dimos la tarea de encontrar a personas conscientes de que ésta es una de las mejores inversiones que alguien puede hacer: sobrevivirá al inversionista y pagará dividendos durante toda la eternidad. Así nos comprometimos con una mentalidad de negocio: aportamos conocimiento, mantenemos plena transparencia, esperamos resultados y no nos daremos por vencidos hasta que el último niño haya sido rescatado, restaurado y equipado para una vida plena.

En junio del 2014 empezamos la operación en un edificio viejo con un total de 13 niños. Un año después, abrimos las puertas de nuestras nuevas instalaciones con 16 niños. Alcanzamos otra meta el año siguiente cuando inauguramos nuestras aulas con personal capacitado. En septiembre 2016 implementamos el programa de inglés para todos los niños y en diciembre de este año llegamos a nuestra capacidad total de 55 niños. También empezamos la construcción del establo y el corral para la cría de animales domésticos durante este mismo mes.

Mientras que hemos logrado mucho durante los últimos años, sabemos que la labor acaba de empezar. El objetivo para el transcurso de los próximos tres años es el crecimiento de la casa-hogar y la escuela a 150 niños. Además buscaremos llegar a la auto-sostenibilidad económica operativa. Creemos que Dios está apasionado por esta labor y así como nos llevó a inversionistas, ¡cumplirá con todas nuestras necesidades!

Nuestros colaboradores

DENVER &

TINA PENNER

JACOB &

KRISTY KORNELSEN

BENNY &

ERNA DUECK

WALTER &

GLADYS DUECK

RENE &

YOLANDA FRIESSEN

© 2019 Vida 180 A.C.

Todos los derechos reservados.